Acerca de

CD Cantata épica mapuche
El grito de la sangre

(1969)

Solístico de Santiago

Ensamble vocal Alicanto

Dirección general
Paolo Bortolomeolli 


“El Grito de la Sangre” (1969) 
Cantata Épica Mapuche para Orquesta de Cámara, Coro, Solistas e Instrumentos Mapuche Texto en mapuzungun y español.


Director de Orquesta: Paolo Bortolameolli


Orquesta de Cámara “Solístico de Santiago”


Ensamble Vocal “Alicanto”


Director: Patricio Álvarez


Edición crítica de partituras: Freddy Chávez Cancino 


Los ensayos y la grabación de esta producción fueron realizados en la sala del coro y en la sala “Arrau”, ambas del Teatro “Municipal de Santiago - Ópera Nacional de Chile”, entre los días 21 de abril y 06 de mayo de 2022. 


Registro sonoro, edición, mezcla y masterización realizados por “Estudio Madreselva”:
Alfonso Pérez y José Manuel Herrera.
Diseñadora gráfica: María de los Ángeles Hidalgo.


Producción Artística: Freddy Chávez.
Coordinador general y responsable del proyecto: Matías Reimer.

Piezas

 

1. Amanecer (preludio)
2. Sufridos y heroicos (himno)
3. Escena del parto
4. La madre con el hijo
5. Los niños juegan
6. Danza de pelota (pillma o pelota de paja)
7. Canto de la joven que mece a la niña que llora
8. La iniciada escapa corriendo al oírlos (premoniciones)
9. Danza de trabajos
10. Cantos de las machis en el machiluwn (consagración de la machi)
11. Danza de pechos
12. Llamekan
13. Danza de alzada (fuerza)
14. Danza de guerreros (consagración del toqui)
15. Machitún
16. Procesión funeraria

Librillo El grito de la sangre-02.jpg

Carlos Isamitt tuvo siempre la idea de reivindicar el valor cultural de los pueblos aborígenes de nuestro Chile, como uno de los aportes más significativos para nuestra identidad como país americano y para la humanidad, combatiendo el concepto negativo que para con ellos ha mantenido nuestra sociedad, aun de los que se dicen ilustrados; desde la conquista hasta nuestros días no se les ha comprendido, se les ha combatido y explotado.

Convivió con ellos, aprendió su idioma y se asomó a su mundo espiritual. Se vio transformado por esa experiencia y sintió la responsabilidad de luchar en su defensa con los medios de que disponía su espíritu, dejando como fruto sus múltiples conferencias, escritos publicados, pinturas, música, alegatos judiciales, participación en sociedades, etc., a lo largo de su existencia.

Por todo esto, después de los ochenta años, acogió con pasión el desafío que significó la creación de "El Grito de la Sangre”, o cantata mapuche, obra para representación coreográfica con orquesta, cantos, coros y la utilización de instrumentos típicos, mostrando una amplia gama de aspectos de la vida mapuche desde el nacimiento hasta la muerte.

Puso lo mejor de su creatividad, pero como le paso a menudo, se enfrentó con la incomprensión y las dificultades, más la intención de empobrecer o mixtificar su obra por razones ajenas a su idea original, lo que él no toleró. Esto hizo que la cantata permaneciera ignorada por más de cincuenta años; nunca se ejecutó como se creó, sino que se presentó como un remedo que solo mantuvo el nombre.

Muy significativo es que hoy, un grupo motivado, pleno de dones artísticos y de pasión, haya querido despertar y dar a conocer este mensaje, que viene del pasado, pero se mantiene siempre actual y conmovedor.

Dionis Isamitt Danitz

Concón invierno 2022

Librillo El grito de la sangre-07.jpg
Copia de IMG_8227.jpg
Librillo El grito de la sangre-06.jpg

Al finalizar la grabación en la Sala Arrau del Teatro municipal de Santiago.

de Izq a derecha. Dionis Isamitt, Paolo Bortolameolli y Freddy Chávez